Logo Los LLanos Vital

La Musicoterapia contribuye a mejorar la calidad de vida de los mayores

Es una manera de utilizar el arte para el bienestar, de una forma lúdica trabajamos cosas muy serias como la psicomotricidad o la memoria”.

En nuestro esfuerzo constante por mejorar la calidad de vida de los mayores, en la Residencia y Centro de Día Los Llanos hemos incluido nuevas herramientas y terapias que contribuyan a mantener sus capacidades y aumenten su bienestar.

Como la Musicoterapia, que se basa en el uso de la música y sus elementos para la restauración de las funciones del individuo con el fin de conseguir una mejor integración interpersonal y calidad de vida.

En el mes de marzo pusimos el marcha dentro del programa de actividades el taller de Musicoterapia, que se imparte dos veces por semana, y está dirigido especialmente a mayores con deterioro cognitivo.

La encargada de impartirlo es Sara Añino Villalva, terapeuta y profesora de música especializada en colectivos de mayores. Tras más de cinco años desarrollando este terapia en el ámbito geriátrico, Sara ha comprobado sus enormes beneficios. “Es una manera de utilizar el arte para el bienestar, ya que de una manera lúdica trabajamos cosas muy serias como la psicomotricidad o la memoria.”

Entre esos beneficios destacan la mejora de la autoestima y el estado anímico, ya que estimula la segregación de serotonina y la liberación de endorfinas, que aumentan la sensación de bienestar y felicidad.

Gracias al enorme potencial evocador de la música, también favorecen la memoria y el mantenimiento de la identidad, facilitan la creación de vínculos y mejora las relaciones sociales. “Los mayores reaccionan enseguida y se ponen a cantar, se enciende esa bombillita que estaba dormida”.

En enfermedades neurodegenerativas la Musicoterapia ralentiza el proceso de pérdida de funciones, puesto que favorece la creación de nuevas conexiones neuronales.

Para comenzar la terapia Sara parte de la historia sonoro-musical de cada mayor, conociendo su estado y sus recuerdos y gustos musicales. A partir de ahí desarrolla juegos, relajación y masajes de sonido y actividades para estimular la psicomotricidad. Además mediante audiciones e interpretación de canciones trabaja la atención, concentración, coordinación y la orientación espacio-temporal.

Para Sara los resultados son muy satisfactorios. “Los mayores se sienten muy agradecidos, la música les llega muy directo, atraviesa barreras y llega a lo emocional.”

Taller de Musicoterapia