Logo Los LLanos Vital

Nuestra nueva caldera de biomasa nos ayuda a cuidar el medioambiente

En nuestra Residencia y Centro de Día de la Sierra de Madrid reciclamos todo lo que podemos. Desde hace mucho tiempo ya separamos los residuos y depositamos cuidadosamente cada uno de ellos en el contenedor que corresponde, reciclamos el aceite usado de nuestra cocina… y ahora damos un paso más en nuestro compromiso con el medioambiente: nos pasamos a la biomasa.

Cambiamos nuestra caldera de gas por una caldera de biomasa

Hemos decidido sustituir el gas por esta nueva caldera de biomasa, porque este tipo de caldera genera muchas menos emisiones que las de los combustibles convencionales, con lo que ayudamos a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Además, el balance de emisiones de CO2, es neutro.

La biomasa es una fuente de energía inagotable y no contaminante, que se fabrica a base de materia orgánica y favorece el reciclaje. Nosotros nos hemos decantado por la astilla de madera como combustible. Cada 15 días rellenamos el silo con nuestro nuevo combustible ecológico. También tenemos que retirar los residuos que deja este combustible en el cenicero de la propia caldera, pero seguimos reciclando, porque las cenizas que retiramos nos sirven de fertilizantes para las plantas que tenemos en nuestro huerto y en nuestro jardín.

Otro aspecto interesante de nuestra nueva caldera es que no desperdiciamos calor. Cuando se apaga, las astillas que se estaban consumiendo siguen generando calor. Este calor se acumula en un depósito que tiene una capacidad de hasta 3.000 litros, disponible para la próxima vez que se necesite.

Una nueva imagen en nuestra residencia

Nuestra nueva caldera de biomasa ha aportado un elemento característico a nuestro edificio: a partir de ahora podréis observar el humo saliendo de la nueva chimenea.

Una importante inversión para ser más ecológicos

Para ser más ecológicos hemos hecho una inversión de 100.000 euros, apostando por el fabricante austríaco líder del mercado, Froling. Para darle cabida en nuestra Residencia hemos tenido que realizar alguna modificación y  buscarle un hueco a nuestro nuevo combustible ecológico. Para ello, hemos construido un silo, que nos permite almacenar 70 toneladas de biomasa.

Esta nueva inversión se suma al gran compromiso que Los Llanos Vital tiene con el medioambiente. A lo largo de los años que llevamos trabajando por el bienestar de nuestros mayores hemos ido reduciendo la utilización de los productos contaminantes y optimizando nuestros recursos energéticos al máximo. Además, vamos reduciendo progresivamente el uso de recursos escasos como el papel y el agua. Porque en Los Llanos sabemos que si queremos seguir disfrutando de nuestro Planeta tenemos que cuidar de él. Y con esta nueva caldera de biomasa aportamos un granito de arena más a ese cuidado que tanto nos preocupa.

Deja un comentario

*