Logo Los LLanos Vital

Terapia antiálgica. La batalla contra el dolor

Entre las personas de edad avanzada el dolor es muy habitual (de hecho es una de sus quejas más comunes), siendo los más frecuentes los dolores crónicos, osteomusculares y artrósicos, que se incrementan, en algunos casos, por la deficiente movilidad. Las consecuencias del dolor en los mayores son importantes, ya que con frecuencia las personas añosas que sufren procesos de dolor pueden presentar depresión, aislamiento, alteraciones del sueño, alteraciones de la deambulación y cognitivas, con el consiguiente aumento de las caídas, y malnutrición.

Conscientes de la importancia del dolor y de su tratamiento, en Los Llanos Vital  los profesionales con los que contamos desarrollan y aplican distintas  terapias antiálgicas para que nuestros mayores cuenten con la mejor calidad de vida posible. La pauta habitual es  analgesia ascendente, de manera que se empieza por el escalón inferior y se va subiendo hasta lograr la eficacia buscada,  teniendo siempre las debidas precauciones por posibles efectos secundarios e interacciones con otros medicamentos, ya que es habitual que los mayores presenten diversas patologías y estén por ellos tomando varios fármacos.

Para los profesionales de Los Llanos Vital el tratamiento farmacológico de dolor crónico no es  una alternativa aislada, sino que se combina, en un abordaje interdisciplinar y coordinado, con fisioterapia, termoterapia y medidas especiales en el manejo y movilización por parte del resto de personal. Además de estas terapias es habitual tratar el dolor a través del control de la ansiedad, ya que ésta puede afectar negativamente en la percepción  que tenemos de aquel, por lo que hay que dedicar tiempo a que el mayor entienda cuál es la causa del dolor y explicarle cómo trabajamos a través de las terapias que ponemos en marcha para quitarlo  o aminorarlo.

Los resultados  obtenidos con estos tratamientos suelen ser positivos si bien adicionalmente,  en algunos casos, por patologías muy concretas o en procesos terminales, solicitamos la intervención de los profesionales pertenecientes a la sanidad pública, tanto de unidades del dolor como de cuidados paliativos, unidades con las que se ha alcanzado una excelente coordinación. Estos fantásticos profesionales acuden a nuestro Centro cuando así  se requiere, apoyándonos en nuestro trabajo y complementando nuestros cuidados todo ello por y para el bienestar de nuestros residentes.

No hay que olvidar que el dolor afecta a toda una serie de aspectos sensoriales, emocionales y sociales que le convierten en una experiencia esencialmente individual y compleja. Un mismo dolor no es experimentado de igual forma por todas las personas. Diferentes estudios indican que el dolor en las personas de edad avanzada no suele ser manejado adecuadamente, y precisamente para que eso no sea así, nuestro equipo de profesionales trabaja cada día.

terapia_antialgica_2